Diego Torres en Vélez – Nuevos caminos de un seductor

Diego torres

El cantante subyugó a un público amplio en su primer show en Vélez. Entre bromas y mensajes optimistas, presentó temas de “Andando” y clásicos indelebles.

Un recital con recurrentes dosis de humor monologado. Una vez más esa fue la estrategia del ahora embajador de la buena voluntad (como acaba de designar UNICEF a Diego Torres para desarrollar una tarea de beneficencia por los niños de América Latina y el Caribe).

En el primero de sus dos shows en Vélez, no sólo desplegó su artillería de trece nuevos temas de su último disco (Andando), sino que apeló a su faceta actoral para disparar un chascarrillo tras otro y dejar que el termómetro no registrara bajas.

Caminando sobre una cinta, media hora después de lo previsto (a las diez de la noche), Torres asomó su gorro tanguero y su corbata blanca y arrancó con el tema homónimo del título de su álbum. Entonces sí, mechó sus mensajes de a ratos pacifistas y de a ratos románticos con ocurrencias del tipo: “Los del fondo, les digo que sí, que soy yo. Es que como uno viene en tamaño small, desde allá pensarán me trajeron un extra”.

Entre nuevos temas y largos diálogos parodiados que sus fanáticos festejaban (“De ahora en más no quiero nada de Diegui ni Dieguito. Ahora soy señor embajador”), su familia colaboraba en la tarea de sazonar la noche: ante la mirada atenta de la asediada modelo Débora Bello (su novia), el padre de Torres se prestó a “una actuación de reparto”, tal como lo definió su hijo (Ver recuadro).

Sobrevinieron, luego, clásicos como Penélope, el sonido de las guitarras flamencas en manos de David Amaya (invitado especial para hacer Amores que matan), hits del recuerdo como Tratar de estar mejor y el sonido del bandoneón de Mariano Cigna que enterneció hasta a un grupito de turistas franceses ubicados en las primeras filas.

Mientras espectadores multitarget lo vivaban (desde niñitas hasta cincuentones fascinados con su Color esperanza), las tres pantallas que lo escoltaban soltaban videos con una estética armoniosa de paisajes celestiales y pájaros, casi una postal de autoayuda.

El concierto (más dos horas sin baches) cerró con el tema que en el nuevo álbum interpreta a dúo con Luis Guerra, Abriendo camino, esta vez en la voz acompañante del cubano integrante de su banda, Alexander, el segundo hombre fuerte del show por carisma. (“Voy abriendo caminos para dejarte/ las cosas buenas que aprendo mientras camino mis valles/ Me llevaré las buenas luces que tiene la gente…Como un río que camina hacia el mar…Yo quiero un sol que me acompañe/ hablando siempre de frente tirando todo lo malo…que en este mundo perdido también hay buenos amigos…Saca el dolor afuera/ no te quedes a esperar”).

Durante casi diez minutos se extendió la letra de esa moraleja heredera de Color esperanza, primero con acompañamiento musical, después a capella. “Buena vida”, deseó el cantante en su inicio del tour Andando. De eso se trataba justamente. De hacer una suerte de catarsis con su música. De cantar para mitigar las penurias del andar.


Más Información

 

Noticias por canal

Canales Televisin Argentina América TV Canal 7 Canal 9 Telefe Canal Trece 13