La irresistible atracción de la farándula

Tom Cruise lidera el ranking de escándalos, pero tiene seguidores en Pamela Anderson, Madonna, Britney Spears, Paul McCartney, Angelina Jolie, Mel Gibson y Naomí Campbell.
Casamientos de sueño, rupturas despiadadas, muertes trágicas: la farándula fascina o exaspera y también se entrometió en 2006 en el debate público con escándalos que se convirtieron en fenómenos de sociedad.

Tom Cruise es la figura de Hollywood que más condecoraciones tendría si se premiara la capacidad de brindar escándalos reproducidos y analizados en cuanta sección y publicación sobre el espectáculo que existe en la Tierra.

El despido por parte del estudio Paramount tras 14 años de sociedad fue la cereza de la torta para las primeras planas en agosto, tras un año en que el actor proclamó amor a su entonces novia Katie Holmes en la televisión, se comprometió en la Torre Eiffel bajo los flashes y se casó cual Rey en Italia.

Además se convirtió en padre de Suri, una niña que junto a Holmes, enseñó en una exclusiva casi cinco meses después de nacida, tiempo que sirvió para nutrir todo tipo de especulaciones tanto en la prensa tradicional como en los blogs que ahora siguen la vida de ricos y famosos.

Por otro lado, su defensa de la secta de la cienciología provocó duras discusiones por sus posturas contra la siquiatría y la negación de la depresión post parto.

Su ex esposa, Nicole Kidman, también volvió a pasar por el altar con el cantante de country Keith Urban, quien casi cuatro meses después de la boda se internó en una clínica de desintoxicación de drogas.

“Lamento profundamente el daño que esto haya causado a Nicole y a aquellos que me aman”, aseguró Urban al ingresar a la clínica donde continúa mientras la prensa especula que la actriz espera su primer hijo biológico. Tiene dos niños adoptados con Cruise.

Entre quienes sellaron su amor ante un juez destacó Pamela Anderson y el roquero Kid Rock, que en agosto organizaron tres bodas para repetirse un “hasta que la muerte nos separe”. Pero antes de los cuatro meses, la chica “Baywatch” pidió el divorcio por “diferencias irreconciliables” que hicieron “imposible” prolongar la unión.

Y es que los divorcios tuvieron más adeptos que las bodas: la ganadora del Oscar a Mejor Actriz 2006, Reese Witherspoon y el actor Ryan Phillippe pusieron fin a la pareja de siete años y dos niños.

La otra premiada, Hilary Swank y su marido Chad Lowe también acudieron al juez para que los separara tras ocho años juntos, y siguieron Kate Hudson y el cantante Chris Robinson, Carmen Electra y Dave Navarro, Whitney Houston y Bobby Brown, Heather Locklear y Richie Sambora, quien se unió a Denise Richards -ex amiga de Locklear-, poco después de separarse de Charlie Sheen.

Pero las separaciones más ruidosas las dieron el ex Beatle Paul McCartney y Heather Mills, donde está en juego la fortuna del músico de más de 1.000 millones de dólares, y el esperado divorcio de Britney Spears, la ‘lolita’ de los estadounidenses, que puso fin a su unión con el padre de sus dos hijos, Kevin Federline.

El planeta de celebridades también fue sacudido por una ola de nacimientos: Brooke Shields, Rachel Weisz, Gwyneth Paltrow, Heidi Klum, Spears, fueron seguidas casi hasta las salas de parto, pero ninguna convocó tantos lentes como Angelina Jolie quien se internó en Namibia para esperar a Shiloh Nouvel, su primera hija con Brad Pitt.

Esta pareja todavía no deja de brindar noticias a la prensa del corazón y son retratados en países remotos con Maddox y Zahara, adoptados en Camboya y Etiopía.

Madonna fue otra de las sumó un hermanito a sus dos hijos biológicos y adoptó a David en Malaui hace dos meses, bajo un proceso cuestionado por organizaciones en ese país por lo que ella, con el niño en casa, espera el veredicto de los tribunales.

A los escándalos por asuntos tan mundanos como el amor y desamor, se sumó el arresto de Mel Gibson ebrio que le dio por insultar a un policía afirmando que “los judíos son los responsables de todas las guerras del mundo”, enojando a la cúpula de la industria de Hollywood.

Paris Hilton, Michael Rodríguez y Haley Joel Osment -el niño de “Sexto Sentido”-, también terminaron en la comisaría por manejar con unos tragos de más, mientras Naomi Campbell llegó al tribunal de Nueva York para responder por los golpes contra una de sus asistentes.

La supermodelo británica Kate Moss vio cancelado un montón de contratos millonarios tras haber aparecido retratada aspirando cocaína y la ex estrella de “Seinfeld”, Michael Richards alias “Kramer”, cayó en desgracia luego que le diera por disparar insultos racistas contra un público que no veía ningún chiste en un espectáculo que presentaba en Hollywood.

Entre los episodios trágicos de los famosos que acapararon páginas rosa, destacó el regreso de Kylie Minogue tras sufrir cáncer de mama, la caída de un cocotero del Rolling Stone, Keith Richards, la muerte accidental del cazacocodrilos Steve Irwin y el fallecimiento por sobredosis de medicamentos de Chris Penn, hermano de Sean Penn.

Perfil


Más Información

 

Noticias por canal

Canales Televisin Argentina América TV Canal 7 Canal 9 Telefe Canal Trece 13